México, refugio de traductores

Hacerse de palabras (2018), un libro espléndido de la estudiosa Nayelli Castro, profesora de la Universidad de Massachusetts, explora la obra de traducción filosófica de cuatro exiliados en México: José Gaos, Eugenio Imaz, Wenceslao Roces y Adolfo Sánchez.

Por Rafael Rojas -26 enero, 2019

Por su condición fronteriza, de puente entre las Américas, y por su posición geográfica septentrional, abierta de un lado al Golfo, el Caribe y el Atlántico, y del otro al Pacífico, México ha sido siempre destino de viajeros, exiliados y traductores. Aún está por medirse el peso de la traducción en la cultura mexicana, desde los años románticos de José María Heredia, que hizo versiones de Byron y Chateaubriand, hasta los vanguardistas de León Felipe, que tradujo a Whitman y a Eliot.

Hacerse de palabras (2018), un libro espléndido de la estudiosa Nayelli Castro, profesora de la Universidad de Massachusetts, explora la obra de traducción filosófica de cuatro exiliados en México: José Gaos, Eugenio Imaz, Wenceslao Roces y Adolfo Sánchez Vázquez. Antes y después de analizar la teoría y la práctica de aquellos traductores de Hegel, Kant, Heidegger, Marx y Dilthey, Castro explora el rol de la traducción en la historia de las ideas de México e Hispanoamérica, en décadas, como las de mediados del siglo XX, que colocaron en el centro de las políticas intelectuales el ideal de las filosofías nacionales.

“Los traductores estudiados por Nayelli Castro son sólo cuatro y los cuatro republicanos, pero con diferencias notables entre sí: dos de ellos (Gaos y Roces) eran asturianos, Imaz era vasco y Sánchez Vázquez, de Algeciras, Cádiz, Andalucía”

La autora se percata de algo que la historiografía ha descuidado, y es que en el supuesto choque entre nacionalismo y cosmopolitismo, ya sea en las artes, la literatura o la filosofía, la traducción juega a dos bandas. La sonada crítica de Samuel Ramos a Antonio Caso, en la revista Ulises, en 1927 – continuada en la revista Examen de Jorge Cuesta a principios de los 30 y en el clásico El perfil del hombre y la cultura en México (1934)- se basaba en el carácter exógeno de la crítica al positivismo: según Ramos, en vez de producir una filosofía propia, Caso glosaba a filósofos antipositivistas, sobre todo franceses. Sin embargo, en su respuesta a Ramos, Caso usaba un argumento muy parecido: el joven filósofo carecía de producción propia: apenas unos comentarios sobre Benedetto Croce y el resto, una adaptación del psicoanálisis de Alfred Adler a la mentalidad del mexicano.

Ambos polemistas se acusaban de pensamiento foráneo, pero reclamaban para sí la condición de la autenticidad. La traducción de filosofías europeas era, a la vez, un elemento constitutivo de lo falso y lo verdadero, de lo artificial y lo esencial. La tensión se repetirá en los años 50, cuando el grupo Hiperión, especialmente, Emilio Uranga, Luis Villoro y Leopoldo Zea, alentados por el magisterio de Gaos, tomen distancia del propio Ramos, por medio de una aproximación más resuelta a Heidegger, el existencialismo francés y el marxismo occidental. El objetivo de aquellos jóvenes seguía siendo más o menos el mismo, articular una filosofía del mexicano y lo mexicano –en diálogo con las ideologías latinoamericanistas de la primera Guerra Fría-, pero su campo referencial y su repertorio de traducciones desbordaban las lecturas de sus maestros.

“La autora se percata de algo que la historiografía ha descuidado, y es que en el supuesto choque entre nacionalismo y cosmopolitismo, ya sea en las artes, la literatura o la filosofía, la traducción juega a dos bandas”

Los traductores estudiados por Nayelli Castro son sólo cuatro y los cuatro republicanos, pero con diferencias notables entre sí: dos de ellos (Gaos y Roces) eran asturianos, Imaz era vasco y Sánchez Vázquez, de Algeciras, Cádiz, Andalucía. Gaos militó en el PSOE, Roces en el Partido Comunista Español y Sánchez Vázquez, el más joven, nacido en 1915, en las Juventudes Socialistas. Filosóficamente también eran diversos: Gaos era orteguiano y, sobre todo, heideggeriano, Imaz neokantiano y Roces y Sánchez Vázquez marxistas.

Esa diversidad se reflejó en la oferta de traducción que aquellos pensadores hicieron a México e Hispanoamérica entre los años 40 y 60. Aquella inmensa obra de difusión del pensamiento occidental, y específicamente alemán, en español, no fue sólo de ellos, también lo fue de editoriales como el Fondo de Cultura Económica y Siglo XXI, especialmente en el periodo de Arnaldo Orfila, y de instituciones como la UNAM y el Colegio de México. Sirva este libro para recapitular, una vez más, aquel momento glorioso de las humanidades en México.

1 commento su “México, refugio de traductores”

  1. What if I told you you could learn to trade the Forex today?
    Seriously, having be done. Not only will you understand how to trade but you will do it and
    make consistent profits. There are really a few ways to learn to trade.

    Let’s take a look.

    The first and critical tip is that you ought to learn to manage
    emotions. A trade must not be applied for because get a ‘gut feel’ it
    is going to job. It should also do not be exited or
    clung to because of fear or greed. Is actually why you shouldn’t have a
    written trading plan and in order to the rules of that plan whatever you feel proceeding to arrive.

    Imagine if you’re were going in for surgery and a chiropractor
    walked in and said, “I saw this ad yesterday, paid $200 in this cool program on the way to do surgery, and examine me now, I ‘m going to make $3,000 taking out your appendix.” How many surgeries will
    this doctor perform? Spot on! None. Granted, we all not going over a life or death situation, but the concept may be the same.
    One small mistake could have dramatic effects on your future
    financial life.

    Diversify – You for you to put your eggs into different container.

    Don’t invest all your money 1 hand stock. Visitors
    to if that stock goes bankrupt, you’ll be able to lose ones money.
    I never invest more than 20% of my live22 free
    credit on any participate .

    You see, in this scenario, you would be skipping very important part to getting started
    – an information. While there are plenty of tools online that to easily place
    trades with a broker, determine how to know if those trades are good, bad or anywhere in order to
    making a fortune?

    It is a recommended collection a stop-loss a few points
    with a natural support level. In fast moving market, trailing stops are not recommended because of the the volatility.

    But include to keep your eyes open, as we as tools on when two sides to pay attention, also the same time might be easy, search for find an upside and downside to the technological ease
    of online trading.

    With that said, correctly properly scalping systems can be very practical.
    Like said before, you probably know of the way to optimize their settings for current market conditions.
    However you’re ready to start exploring these programs then individuals are the most
    ones at hand? One of the guidelines on how to figure that out is to check
    out a best forex robots reviews page These pages give unbiased reviews close to the best forex robots currently on marketplace.
    You can also read this article called 4x Software: Which One Best Make absolutely certain that you decide to do some research
    before purchasing one of these products. Becoming be positive that they can sometimes up
    a long way on the forex forex robots. http://greenplanet.ie/index.php?action=profile;u=39757

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *